El intendente Pablo Javkin llevó a cabo, este lunes por la mañana, un breve acto por el nuevo aniversario del paso a la inmortalidad de José de San Martín y habló sobre el crecimiento de casos positivos por coronavirus en la ciudad.

«Estamos en un momento de crecimiento de casos, con indicadores sanitarios todavía positivos que nos permiten mantener la actividad, pero si eso se complica nos llevaría a perder cosas que hoy son muy importantes», indicó el titular del Palacio de los Leones, en conferencia de prensa.

Para evitar el incremento exponencial de casos en las próximas semanas, el intendente recomendó que los rosarinos formen «burbujas de contacto». «En estas semanas, tratemos de tener contacto con un grupo gente que elijamos, no tengamos contacto con 20 personas o grupos», dijo.

La propuesta del funcionario ya fue implementada en otros países como Canadá, Bélgica, Inglaterra y Nueva Zelanda, como alternativa para evitar un crecimiento de los infectados tras salir de la cuarentena estricta.

Las burbujas sociales suponen la sociabilización e interacción de un grupo máximo de 10 personas, que solamente se interrelacionarán entre ellas, de manera exclusiva, por fuera del hogar y serán residentes de la misma ciudad.

Además, Javkin pidió que las personas «cumpla las pautas, aún en el aire libre» y retieró que los contagiosos se dan por reuniones en lugares cerrados.

En tanto, el referente de Creo hizo referencia a la marcha que algunos integrantes de Juntos por el Cambio convocaron para este lunes: «La prioridad hoy es cuidarnos, estamos en un momento difícil y tenemos un montón de maneras de expresarnos pero todas las podemos hacer cuidando a los demás».

«Tenemos la posibilidad de disfrutar de libertades, pero la vamos a poder sostener si nos cuidamos mucho. Uno entiende el tiempo, lo emocional, la incertidumbre», aclaró.

Sobre el control del municipio para hacer cumplir con los protocolos sanitarios, el funcionario comentó: «El Estado no puede poner un control para cada ciudadano, no se pueden desbaratar mil fiestas».

Este domingo por la mañana, al menos 46 personas quedaron demoradas por participar de una fiesta clandestina, en pasaje Cachi al 900 bis en la zona noroeste de la ciudad. Este tipo de eventos están prohibidos en el marco de la normativa nacional por la emergencia sanitaria.

«Estamos en un momento en el que empezamos a tener gente cercana que se contagio», expresó Javkin y anticipó: «No se imaginen un horizonte de cero casos, porque eso no va a pasar».

«No es un momento en el cual sea tan difícil cuidarnos, no es que el virus está volando por el aire, lo vamos a buscar», concluyó.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *