Después de sus declaraciones frente a la Corte Suprema de Estados Unidos, Britney Spears obtuvo la primera victoria judicial. La magistrada Brenda Penny, quien lleva adelante el caso, le concedió el reemplazo de su abogado.

Se trata de Samuel Inhgam III, letrado que la representa desde 2008 y fue designado por las autoridades. Ahora, la cantante podrá elegir al que considere su mejor defensor.

La decisión implica un gran paso para la causa, paralizada desde hace años. Además de la audiencia, la artista solicitó contratar al exfiscal Mathew Rosengart de manera privada. Al igual que su otro pedido, esto fue aprobado.

Durante su carrera como abogado representó casos de índole nacional e internacional, resaltando crímenes relacionados con Violencia, y también muchas causas vinculadas al espectáculo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *