Entradas

La ministra de Salud provincial Sonia Martorano  afirmó que durante los 14 días de retroceso de fase lograron «expandir el sistema de salud público y privado» para recibir más pacientes y aumentar los testeos.

En la antesala el gobernador Omar Perotti pidió «mucha conciencia social para controlar el nivel de contagios» y agregó que desde Buenos Aires pusieron a disposición la posibilidad de atender a santafesinos con coronavirus.

Este martes Sonia Martorano asumirá como ministra de Salud provincial |  salud

Martorano precisó que este viernes arriban a Santa Fe 30 respiradores en comodato para el sector privado que serán acompañados por 30 camas más para el mismo sector. Además, incorporaron 14 camas para el Hospital Provincial; 6 para el Centenario; 7 en el Eva Perón de Granadero Baigorria; y acondicionamos 10 camas en el Heca.

«Tanto el ministro Ginés (González García) como Daniel Gollán pusieron a disposición camas en Buenos Aires. San Pedro, San Nicolás están cerca. Serían lugares de mayor cercanía«, explicó.

Sobre una posible flexibilización, dijo: «Son decisiones políticas con asesoramiento sanitario. Tienen que tomarse con mucha calma. Se mezcla lo sanitario, pero no miramos solo eso. Somos actores sociales. No es salud o economía. Vemos todo. Hay que acompañar con mucha conciencia social unos días más para controlar el nivel de contagios para que el sistema pueda fluir».

La presidenta del Colegio de Médicos de Rosario e integrante del comité sanitario que asesora el gobierno provincial, Ángela Prigione, sugirió prolongar la actual cuarentena por 15 días más. «Con las medidas del 4 de septiembre esperábamos un poco de oxígeno, pero no. Estamos al borde. Los sanatorios y hospitales están al límite«, dijo y agregó que a la ocupación de camas por coronavirus se suma el grave problema de la violencia e inseguridad: «Entran por noche cuatro o cinco heridos de arma de fuego».

Además agregó: «Una extensión por quince días más podría «asegurar camas para cualquiera de nosotros». «Es terrible la decisión, pero las cosas que se ven en salud…Que el gobierno le dé oxígeno a sectores (afectados); a nosotros (la extensión de cuarentena) nos va a dar también oxígeno».

«Hoy, en base a las medidas del 4 de septiembre, digo que esperábamos un poco de oxígeno, pero no. Estamos al borde. Mañana a lo mejor podemos ver números reales. Lo que conocemos de sanatorios y hospitales es que están al límite», remarcó.

 

 

El gobierno provincial, Omar Perotti, se enfrenta a un dilema clave en medio de la pandemia.

El aumento de casos positivos de Covid-19 amenaza los planes de levantar las restricciones impuestas por 14 días que vencen este viernes. Mientras el sector de la salud, tanto privados como asesores, le piden prorrogar la medida ante la capacidad al límite del sistema, del otro lado la actividad económica podría complicarse aún más si no vuelve al ruedo.

Los expertos sanitaristas que aconsejan al gobernador se inclinan por no abrir más actividades. Incluso, la impronta que han demostrado médicos, terapistas y demás personal de  salud privado, se ha profundizado estos últimos días al remarcar que la atención está al límite y cualquier aumento de casos producirá el desborde.

Tal es el caso de la Asociación Médica de Rosario que emitió  un comunicado y un fuerte spot como forma de concientizar y exponer la problemática.

Durante los últimos 10 días las camas críticas llegaron a un máximo de ocupación, y hoy en día es un puñado de lugares libres para ocupar. Por eso piden una prolongación por lo menos una semana más para amesetar la curva epidemiológica que por ahora no llegó a mejoras significativas.

La otra pata de este dilema que tiene en sus manos Perotti es sobre lo económico. Hay quienes plantean que un endurecimiento podría derivar en actitudes rebeldes complicado. De hecho ya se ven personas en la vía pública por fuera de todas las restricciones y prevenciones remarcadas.

Por ello, apuestan a habilitar algunas actividades y rubros, apostando al aire libre, con los protocolos ajustados. El sector gastronómico es el que mayor impulsa una reapertura por miedo a tener que bajar las persianas.