Entradas

La Asamblea de Trabajadores por la Salud Colectiva, un grupo que nuclea al personal sanitario de efectores públicos y privados de Rosario, realizó este viernes a las 12.30 hs. una iintervención en el parque frente al Monumento a la Bandera para reclamar que se restringa el contacto social ante el fuerte avance de la pandemia de coronavirus en la ciudad y pidieron encender un “Botón Rojo intermitente”.

La concentración de este viernes al mediodía se llevó a cabo “con estricto protocolo de distanciamiento” para “ayudar a la toma de conciencia”. Los médicos buscaron hacer visible su preocupación por la situación que se atraviesa ante el covid en el sur santafesino.

“La intervención es para simbolizar que si seguimos así vamos a tener que lamentar 800, mil muertes evitables”, continuó y añadió: “Cuando decimos botón rojo decimos que tiene que ser intermitente y con derechos. Entendemos que no hay contradicción entre economía y salud porque nadie puede trabajar si ha enfermado, no puede trabajar un muerto” comento la Dra Valeria Bulla

La curva de nuevos contagios de coronavirus no desciende y en lo que va del mes de octubre Rosario registró 17.819 casos; es decir que en 19 días notificó el 45,7% del total de infectados desde marzo.

Desde la Asamblea de Trabajadores de la Salud Colectiva vienen reclamando formas más activas de administrar la pandemia.

“La curva de contagios, fallecidos y letalidad sigue en ascenso. La pandemia, tanto en Rosario como en la provincia, a pesar de todos los esfuerzos que se realizan desde los trabajadores de la salud, continúa descontrolada por el alto índice de circulación viral, lo que se demuestra con el alto porcentaje de hisopados positivos”, advirtió el médico e investigador de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), Jorge Kohen.

En el plano político comunicacional debe reasumir el Estado municipal y provincial la responsabilidad que ha descargado en la ciudadanía y comunicar sin mensajes contradictorios las medidas adoptadas. Y en lo económico se debe asistir a los sectores que en los momentos de cierre no pueden trabajar, lo que implica no sólo subsidios sino no cobrar tasas, impuestos y servicios”, describió Kohen.

Contundente Consenso:

Para el vicedecano de la Facultad de Medicina, Damián Lerman, la situación epidemiológica actual demanda la toma de decisiones. No obstante, confió el infectólogo, esas medidas no las pueden tomar sólo los especialistas en salud.

“Creo que los cierres intermitentes de actividades, que van y vienen, son una solución momentánea para un momento coyuntural. Pero cuando uno abre y cierra no puede solamente tomar en cuenta aspectos biológicos, epidemiológicos o científicos, debe tener en cuenta las consecuencias que esto tiene en cuestiones económicas, psíquicas y sociales. Y en eso se juega la política, que es lo que hace que estas decisiones tomen realce”, explicó.

“Toda decisión tiene que ser tomada por consenso”, ya que “no caben dudas de que en este momento de la epidemia la gente debería estar circulando menos, pero a esta altura del partido ya se puso sobre el tapete que las decisiones sanitarias tienen que ver con todo el espectro social y no pueden quedar sólo en manos de médicos, científicos o infectólogos”.

“Estas decisiones tiene que ser puestas en discusión con todos los representantes y actores sociales, de la economía, de la política, de las ciencias y lograr un consenso importante”.

Por su parte, la presidenta del Colegio de Médicos de Rosario, Angela Prigione, coincidió en el diagnóstico con el secretario de Salud municipal, quien advirtió que si el sistema se sigue tensionando habrá que ir hacia restricciones intermitentes. No obstante, dijo que “hay que evaluar si la población está en condiciones, psicológica y socialmente, de ir hacia una restricción más rígida”.

La médica advirtió que el número de camas críticas mejoró a partir del convenio que la provincia firmó con sectores de la salud privada, pero planteó su preocupación por la situación de los recursos humanos.

“El personal de salud es irreemplazable y está en una situación de estrés total, con una gran carga de trabajo, física y psicológica, y altos porcentajes de contagios”, sostuvo.

En ese punto advirtió que los recursos humanos “son irreemplazables” y recordó que “hay sectores que tuvieron que refuncionalizarse o cerrarse porque no tienen cómo reemplazar al recurso humano. Eso es lo que nos tiene en alarma porque no hay nada que podamos hacer, salvo que vengan profesionales de otras localidades, pero es poco probable, porque a nuestro alrededor la situación es muy parecida”.

Por eso, la profesional consideró que “lo menos que podemos hacer es continuar con la misma forma de restricciones, pese a que ya hay muchísimas flexibilizaciones”.

“No nos queda más que concientizar a la población de que no es el momento para estar internado, no es el momento para enfermarse, ni es el momento para necesitar una cama crítica, porque nos las hay”, admitió con crudeza Prigione.

 

Investigadores del INTA y del Conicet lograron neutralizar el virus que causa el coronavirus con nanoanticuerpos VHH derivados de llama y anticuerpos IgY derivados de la yema de los huevos de la gallina, se informó oficialmente.

El desarrollo científico fue presentado con la presencia de los ministros de Agricultura y de Ciencia, Tecnología e Innovación, Luis Basterra y Roberto Salvarezza, junto con la presidenta del INTA, Susana Mirassou.

“Los ensayos de neutralización llevados a cabo tanto con pseudovirus como con el virus salvaje confirmaron que estas moléculas inhiben la infección viral provocada por el SARS-CoV-2, resultando tratamientos innovadores contra la enfermedad de COVID-19 y complementarios a las vacunas y otros métodos disponibles”, se precisó.

Por su parte, Salvarezza se refirió al logro de los anticuerpos monoclonales de llama y a los policlonales de yema y los consideró “dos posibilidades de terapia que se suman a otras que han desarrollado científicos y científicas, investigadores e investigadoras que, nuevamente, muestran las capacidades de nuestros investigadores de trabajar y lograr, en tiempos récord, productos de innovación”.

En tanto, Mirassou señaló que es “un gran honor para el INTA estar a la altura de las circunstancias, en un momento de pandemia aportando conocimiento y desarrollos científicos, tales como la producción de nanoanticuerpos monoclonales”.

Viviana Parreño, coordinadora científica del INTA y responsable del proyecto junto a Itatí Ibañez, investigadora del Conicet, explicó que “los nanoanticuerpos monoclonales recombinantes VHH y los anticuerpos policlonales IgY representan dos estrategias para el tratamiento preventivo y terapéutico de pacientes afectados de Covid-19”.

Los ensayos que demostraron la actividad neutralizante de las moléculas fueron inicialmente realizados en el laboratorio por Itatí Ibañez con pseudo partículas virales y, paralelamente, confirmados con el virus salvaje en el Servicio de Virosis Respiratorias del Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas (INEI) de la ANLIS-Malbrán, por la investigadora Elsa Baumeister, y el Instituto Politécnico de Virginia, Estados Unidos, por el científico Jonathan Auguste.

Por su parte, Andrés Wigdorovitz, director de INCUINTA y de Bioinnovo SA, la empresa de base tecnológica formada por INTA y Vetanco SA, estimó que “en tres meses” se podrá contar con los ensayos preclínicos de los VHH e IgY neutralizantes en ensayos preclínicos en un modelo ratón para Covid-19“.

Esa empresa, Boinnovo, tiene una capacidad instalada de 1.000 gallinas que pueden producir alrededor de 20 Kg de anticuerpos IgY por año.

La producción de los anticuerpos IgY parte de la inmunización de gallinas y su obtención de la yema de los huevos, tecnología que “permite producir grandes cantidades de anticuerpos de muy buena afinidad en corto tiempo y forma parte de las alternativas de producción alineadas con el bienestar animal y de acuerdo con el principio de las 3R -reducir, reemplazar, refinar”, ampliaron.

Las investigadoras explicaron que la inmunización de una llama, a la que denominaron Spike, en la unidad experimental del INTA y la construcción de una “biblioteca” de nanoanticuerpos de llamas contra la Covid-19 fue el paso inicial.

El animal fue inmunizado con la proteína que forma la corona del SARS-CoV-2, luego le extrajeron una muestra de sangre y, de allí, los linfocitos circulantes.

Con esas células se purificó el ARN փcido ribonucleico֠mensajero, que contiene información de los anticuerpos que elabora el camélido.

Marina Bok, investigadora de INCUINTA, amplió: este reservorio “elaborado en la Argentina contiene información genética sobre los anticuerpos que producen estos camélidos frente al SARS-CoV-2. Mediante un biopaneo de la biblioteca es posible seleccionar los anticuerpos que generan estos camélidos cuando son expuestos a la proteína del virus y que poseen la capacidad de neutralizar la infección viral”.

“Con la información codificada en los genes VHH se obtuvieron anticuerpos monoclonales que demostraron su capacidad para inhibir una infección viral utilizando tres ensayos de neutralización diferentes”, detallaron.

Los nanoanticuerpos y los anticuerpos IgY obtenidos podrán utilizarse como tratamientos preventivos y terapéuticos de Covid-19, aunque también son herramientas útiles para el desarrollo de métodos inmunodiagnósticos, entre otras aplicaciones.

Los salones de fiestas no podrán abrir como bares, al menos, por ahora. La decisión fue tomada por el gobierno municipal tras la reapertura durante el fin de semana pasado de un salón de zona norte que generó cierta polémica.

La medida se extiende, al menos, hasta el 25 de octubre (día en que vence el plazo de las disposiciones tomadas por los gobiernos nacional y provincial en relación a la pandemia de coronavirus).

La reapertura de Posta 36 este fin de semana largo sorprendió a los vecinos de la zona norte. Pero desde la Municipalidad aclararon que su funcionamiento fue debidamente habilitado y controlado y que es uno de los 14 salones de fiesta de entre más de 200 que fueron habilitados como bares. Desde marzo, los salones de fiesta dejaron de funcionar. Y partir de entonces todos los casamientos, cumpleaños y eventos empresariales se suspendieron. Los que estaban agendados, se reprogramaron a la espera de algún momento donde pueda volver a haber baile.

 

El gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, lanzó este martes un nuevo llamado a la responsabilidad social y desalentó las reuniones familiares de cara al Día de la Madre, que se celebrará el próximo domingo en todo el país, para evitar que se propague más aún el coronavirus.

El mandatario admitió que fechas como éstas suponen “lo más duro” en el esfuerzo para evitar encuentros. “Pero creo que es el momento donde hay que cuidarlas más que nunca, dijo sobre las madres, muchas de ellas dentro de los grupos de mayor riesgo por edad.

“Las madres que siempre nos han cuidado serán las que más cuidados van a tomar y las que más les van a decir a sus hijos que esperemos que pase lo peor. Son las que van a entender mejor qué nadie. Lo mínimo es devolverles un poco de ese cuidado”, apeló Perotti en contacto con la prensa.

En ese sentido completó: “Tenemos que hacer el esfuerzo todos para llegar a la vacuna. Lo que tenemos hasta aquí es el barbijo, la higiene, el distanciamiento y quitar movilidad”.

La asamblea de trabajadores por la Salud Colectiva que nuclea a profesionales de efectores públicos y privados de la ciudad de Rosario elevaron un comunicado en el que piden la implementación del “botón rojo intermitente”. Según explicaron, sería un nuevo aislamiento social preventivo, pero en este caso funcionaría de forma intermitente para garantizar su efectividad.

“Entre la salud y la enfermedad están las políticas públicas, y entre la enfermedad y la muerte estamos nosotros, los servicios de salud. La solución ya no es sanitaria, sino política. Estamos convencidos que el crecimiento descontrolado de la curva, sólo se frena con políticas públicas integrales asentadas en estrategias poblacionales”, sostiene el escrito.

Para los profesionales es  necesaria una «mayor responsabilidad de quienes conducen el sentido de las políticas públicas estatales” y sostuvieron que es erróneo apelar a la responsabilidad individual ya que «la pandemia implica una crisis social que no se resuelve con acciones individuales».

En el comunicado, la asamblea remarcó que la estrategia general implementada para este momento de la pandemia no ha sido adecuada. “Si bien los servicios de salud se adaptaron incorporando diferente tecnología y reestructurando sus procesos de trabajo, las medidas tendientes a garantizar políticas de protección social y económica han sido insuficientes”, indicaron.

Según señalaron, el aislamiento social es, hasta ahora, la única estrategia para enfrentar la pandemia, pero para eso se necesitan políticas económicas y sociales por parte del Estado. «Para que se cumpla la consigna de quedarse en casa se debe garantizar, no solo el acceso a la atención sanitaria, sino los servicios básicos como la alimentación y la subsistencia en general”.

“Advertimos que ante un sistema de salud saturado, tanto las complicaciones por Covid, como todas las otras patologías y situaciones críticas no-Covid, no tendrían atención ni contención. Asimismo, las muertes producto de la Covid y las que se producen por la falta de acceso al sistema de salud, constituyen las dos caras de la misma moneda”, manifestaron los trabajadores de la salud.

Con respecto al crecimiento en la cantidad de contagios y el respectivo incremento de la cantidad de camas críticas ocupadas, los médicos alertan: «No queremos ser testigos de muertes que son totalmente evitables. ¿Cuál es el número de muertos que estamos dispuestos a tolerar? No se trata de mantener equilibrios, ni de responsabilidades individuales. Se trata de la vida y la muerte de las personas».

Por último, los médicos y enfermeros nucleados en la asamblea se expresaron su disconformidad por las condiciones en las que están llevando adelante su trabajo, con «salario bajos, paritarias por debajo del índice inflacionario con escasas e insuficientes sumas en negro, precariedad laboral y falta de elementos de protección personal».

«Los trabajadores de la salud hemos sido felicitados, nos han aplaudido desde sus balcones unos minutos cada noche y lo cierto es que lo que necesitamos es que se mejoren nuestras condiciones de trabajo. Que se refuercen los servicios con más personal, que se gestionen las licencias por Covid y las licencias preventivas por riesgo, que se contrate personal especializado para los servicios críticos, que se destine presupuesto para desarrollar políticas preventivas y de asistencia en los territorios, que se fortalezca la atención primaria», concluyeron.

 

 

Rápidos, fáciles de procesar y confiables los test de Covid-19 que desde este martes comenzaron a implementarse en Rosario.

Las pruebas comenzaron a usarse ayer en el barrio Libertad, de la comunicad Qom, en el marco del trabajo territorial que desarrollan los equipos de los centros de salud que recorren casa por casa buscando personas con síntomas del virus.

Y también en los camiones sanitarios instalados en el predio Ferial Parque Independencia (Ex Sociedad Rural) donde se desarrolló el acto en el cual el presidente de la Nación, Alberto Fernández, prometió fortalecer las acciones que se desarrollan en la ciudad para mitigar los efectos de la pandemia. Y, entre otras cosas, anunció que se iban a triplicar los testeos que se realizan para hallar en forma temprana la enfermedad.

El test rápido de antígenos es uno de los tres tipos de pruebas que actualmente se usan para detectar la presencia del Covid-19. El ministro de Salud, Ginés González, presentó las pruebas el miércoles pasado. Según se explicó en esa oportunidad, la ventaja de estos test es que no requieren ningún equipamiento especial tanto para la toma de las muestras como para la lectura de los resultados.

Esta característica de los test permite agilizar la capacidad de testeo, fortaleciendo la estrategia preventiva basada en el diagnóstico precoz, el aislamiento de los casos confirmados y el seguimiento de sus contactos estrechos. Además, indicaron, contribuirá a aliviar la tarea de los laboratorios de biología molecular, saturados una demanda que crece al mismo compás que aumentan los contagios.

La principal característica que tienen los test de antígenos es que permiten contar con el resultado «en menos tiempo y resultan más económicos que las pruebas diagnósticas que venían realizándose hasta ahora y tienen una buena sensibilidad y especificidad», señala Eduardo Anchart, director de Bioquímica del municipio y responsable del laboratorio del Cemar, uno de los primeros autorizados para realizar pruebas diagnósticas de Covid-19.

El gobierno provincial anunció las nuevas medidas para actividades comerciales en los departamentos Rosario, San Lorenzo, Constitución, Caseros y General López. Las aperturas también afectan a las localidades de Santa Fe y Santo Tomé.

Los locales gastronómicos, bares, restaurantes y heladerías podrán abrir hasta la hora cero con una ocupación del 30% en superficies cerradas y la posibilidad de habilitar mesas al aire libre. Además, los envíos a domicilio se podrán realizar en el mismo horario.

Con respecto a la modalidad Take Away, sólo la podrán realizar los locales habilitados como rotiserías y podrán hacerlo hasta las 20.

Ese límite horario también regirá para los comercios mayoristas y minoristas que también podrán retomar su actividad bajo un estricto protocolo.

En tanto, los inquilinos que necesiten realizar una mudanza podrán realizarlas hasta las 20, pero en un horario que no coincida con el de los bancos. Esa misma regla rige también para las inmobiliarias que deberán atender con turnos previos.

El servicio doméstico también vuelve a estar habilitado a trabajar a partir del próximo sábado 26, con la única regla de que no se trasladen mediante el transporte público de pasajeros. Quienes también podrán volver a trabajar son las personas que se dedican al cuidado de adultos mayores, personas con discapacidad, niños, niñas y adolescentes.

La construcción podrá habilitar obras privadas de hasta 10 personas trabajando en simultáneo, contando trabajadores, profesionales o contratistas.

En cuanto a la actividad física, se vuelve a habilitar la posibilidad de hacer ejercicio de forma individual en los espacios públicos, garantizando el distanciamiento social y evitando las aglomeraciones.

Los gimnasios, clubes y complejos deportivos podrán retomar su trabajo siempre y cuando sea para hacer prácticas que no impliquen contacto físico entre los participantes y con un sistema de turnos, sin habilitar los espacios de uso común y los vestuarios.

El cupo de actividades religiosas de forma presencial se extiende hasta 30 personas, mientras que también se autorizan a trabajar las salas de grabación y ensayo para realizar el trabajo de producción de audios o audiovisuales.

Las profesiones liberales podrán volver a ejercer su labor pero sin la posibilidad de atender al público, salvo los profesionales del Arte de Curar que si podrán recibir pacientes, tal como venía sucediendo.

La ministra de Salud provincial Sonia Martorano  afirmó que durante los 14 días de retroceso de fase lograron «expandir el sistema de salud público y privado» para recibir más pacientes y aumentar los testeos.

En la antesala el gobernador Omar Perotti pidió «mucha conciencia social para controlar el nivel de contagios» y agregó que desde Buenos Aires pusieron a disposición la posibilidad de atender a santafesinos con coronavirus.

Este martes Sonia Martorano asumirá como ministra de Salud provincial |  salud

Martorano precisó que este viernes arriban a Santa Fe 30 respiradores en comodato para el sector privado que serán acompañados por 30 camas más para el mismo sector. Además, incorporaron 14 camas para el Hospital Provincial; 6 para el Centenario; 7 en el Eva Perón de Granadero Baigorria; y acondicionamos 10 camas en el Heca.

«Tanto el ministro Ginés (González García) como Daniel Gollán pusieron a disposición camas en Buenos Aires. San Pedro, San Nicolás están cerca. Serían lugares de mayor cercanía«, explicó.

Sobre una posible flexibilización, dijo: «Son decisiones políticas con asesoramiento sanitario. Tienen que tomarse con mucha calma. Se mezcla lo sanitario, pero no miramos solo eso. Somos actores sociales. No es salud o economía. Vemos todo. Hay que acompañar con mucha conciencia social unos días más para controlar el nivel de contagios para que el sistema pueda fluir».

La presidenta del Colegio de Médicos de Rosario e integrante del comité sanitario que asesora el gobierno provincial, Ángela Prigione, sugirió prolongar la actual cuarentena por 15 días más. «Con las medidas del 4 de septiembre esperábamos un poco de oxígeno, pero no. Estamos al borde. Los sanatorios y hospitales están al límite«, dijo y agregó que a la ocupación de camas por coronavirus se suma el grave problema de la violencia e inseguridad: «Entran por noche cuatro o cinco heridos de arma de fuego».

Además agregó: «Una extensión por quince días más podría «asegurar camas para cualquiera de nosotros». «Es terrible la decisión, pero las cosas que se ven en salud…Que el gobierno le dé oxígeno a sectores (afectados); a nosotros (la extensión de cuarentena) nos va a dar también oxígeno».

«Hoy, en base a las medidas del 4 de septiembre, digo que esperábamos un poco de oxígeno, pero no. Estamos al borde. Mañana a lo mejor podemos ver números reales. Lo que conocemos de sanatorios y hospitales es que están al límite», remarcó.