Entradas

El gobierno provincial, Omar Perotti, se enfrenta a un dilema clave en medio de la pandemia.

El aumento de casos positivos de Covid-19 amenaza los planes de levantar las restricciones impuestas por 14 días que vencen este viernes. Mientras el sector de la salud, tanto privados como asesores, le piden prorrogar la medida ante la capacidad al límite del sistema, del otro lado la actividad económica podría complicarse aún más si no vuelve al ruedo.

Los expertos sanitaristas que aconsejan al gobernador se inclinan por no abrir más actividades. Incluso, la impronta que han demostrado médicos, terapistas y demás personal de  salud privado, se ha profundizado estos últimos días al remarcar que la atención está al límite y cualquier aumento de casos producirá el desborde.

Tal es el caso de la Asociación Médica de Rosario que emitió  un comunicado y un fuerte spot como forma de concientizar y exponer la problemática.

Durante los últimos 10 días las camas críticas llegaron a un máximo de ocupación, y hoy en día es un puñado de lugares libres para ocupar. Por eso piden una prolongación por lo menos una semana más para amesetar la curva epidemiológica que por ahora no llegó a mejoras significativas.

La otra pata de este dilema que tiene en sus manos Perotti es sobre lo económico. Hay quienes plantean que un endurecimiento podría derivar en actitudes rebeldes complicado. De hecho ya se ven personas en la vía pública por fuera de todas las restricciones y prevenciones remarcadas.

Por ello, apuestan a habilitar algunas actividades y rubros, apostando al aire libre, con los protocolos ajustados. El sector gastronómico es el que mayor impulsa una reapertura por miedo a tener que bajar las persianas.