Este martes los concejales rosarinos sesionarán en la isla El Espinillo para tratar la quema de pastizales en el delta del río Paraná. La sesión estaba prevista para el jueves pasado, pero las malas condiciones climáticas obligaron a cambiar de fecha.

Discutirán 18 proyectos relacionados con los incendios del otro lado del río que afectan el ambiente y la salud de los rosarinos.

Los ediles iniciarán el cruce hacia las 10 de la mañana para comenzar la sesión a las 12, tal y como habían pensado hacerlo el jueves pasado. El debate será en la escuela Marcos Sastre; allí se pondrán en discusión 18 proyectos presentados por distintos concejales, con el mismo objetivo: contener los efectos nocivos de las quemas y proteger los humedales.

Entre las iniciativas, hay pedidos de informe al Senasa sobre los dueños de campos quemados. También a la Justicia federal y al propio municipio para conocer lo actuado hasta aquí. Otro proyecto busca instalar un diálogo interjurisdiccional con el Concejo de Victoria (Entre Ríos) con el cual la semana pasada hubo un cruce. Justamente, desde el cuerpo de ediles victorienses, reclamaron un trabajo mancomunado y advirtieron intereses rosarinos sobre las islas entrerrianas.

En tanto, la provincia de Santa Fe decidió finalmente este lunes recurrir a la Corte Suprema de Justicia de la Nación por los incendios. Se trata de un pedido que hace el fiscal de Estado para que el máximo órgano de Justicia del país unifique los diferentes recursos y amparos judiciales que hay sobre el tema.

Este lunes por la mañana Omar Perotti dictó por decreto la Emergencia en Seguridad, en el marco de la Ley de Necesidad Pública. Si bien era una prioridad de gobierno para el gobernador, la pandemia retrasó la medida.

A partir de esta decisión, se enviarán 500 mil millones de pesos al área de seguridad provincial. Según trascendió, una parte saldrá del tesoro provincial y la otra de la Agencia de Seguridad Vial.

Perotti dijo que insistirá con la emergencia en seguridad para Santa Fe - Agencia del Plata

La norma dispone que el dinero se destine a “construcciones, maquinarias, compra de equipos de seguridad y financiamiento de programas de seguridad comunitaria”.

También se establece que estos montos no se podrán utilizar para el “pago de salarios, becas, pasantías o contratos personales”.

El ministro de Seguridad, Marcelo Sain, adelantó que gran parte del dinero se usará para la compra de equipamiento para los efectivos, vehículos y para el financiamiento de programas de seguridad comunitaria