Entradas

El intendente de Rosario, Pablo Javkin, anunció este lunes en redes sociales que le detectaron una “patología prostática” en estudios de rutina que se realizó semanas atrás y aclaró que seguirá en su cargo porque el problema de salud no le impide cumplir sus funciones con normalidad.

“Hace pocas semanas cumplí 50 años. Desde mediados de diciembre, como corresponde por mi edad y antecedentes familiares inicié una serie estudios. Como resultado me detectaron una patología prostática. El tratamiento no me va a impedir continuar con mis funcionas habituales, pero sí respetando al pie de la letra lo que los profesionales recomiendan”, contó en la filmación que publicó en su cuenta de Twitter.

El funcionario del Frente Progresista Cívico y Social -que no dio más detalles de la patología que le descubrieron- explicó que “en los próximos días” va a iniciar “los tratamientos indicados” y destacó la importancia de los “controles periódicos” que le permitieron en su caso una “detección temprana”.

En la misma red social el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, le brindó su apoyo y destacó la importancia del “mensaje” que dio: “El mensaje que estás dando es importantísimo: los controles y la detección temprana pueden salvarnos. Vas a salir de esta y espero tu pronta recuperación”.

El gobierno provincial y municipal adelantaron subsidios a las empresas de transporte para pagar la primera cuota de los sueldos de agosto. Y los salarios se pagaron este viernes en tiempo, pero no en forma: el pago fue insuficiente y los choferes analizan esta tarde qué medidas tomar. Los fondos del gobierno nacional no llegaron pero, con la aprobación de la ampliación presupuestaria en el Senado nacional, el intendente Pablo Javkin confía en que lo hagan pronto. “De lo contrario vamos a hacer otro esfuerzo”, prometió.

El secretario general de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), Sergio Copello, confirmó que este viernes las empresas depositaron los sueldos, pero el 50 por ciento de lo que tenían que pagar en la cuota del 14 de agosto.

Tras la última huelga –que duró 29 días consecutivos–, la UTA Rosario acordó con las empresas, la provincia y el municipio cobrar los sueldos en dos veces –los 14 y 24 de cada mes– y garantizar el transporte de la ciudad y el departamento Rosario hasta el 31 de octubre, de no haber problemas en los pagos.

El porcentaje de cobro de este 14 de agosto podría ser un problema. Por eso, los colectiveros analizarán pasos a seguir en la asamblea prevista para las 15.30. No descartan ir de nuevo al paro.

Por su parte, el intendente fue muy contundente: “Tengo toda la decisión de tratar de evitar la medida”.
Este jueves el municipio y la provincia habían adelantado los subisidios de septiembre, justamente para evitar una nueva huelga.

Pero la coyuntura exige el depósito de los subsidios nacionales que no llegan, aunque podrían hacerlo la semana que viene ya que este jueves el Senado aprobó la ley de ampliación presupuestaria que es, según explicó el propio secretario de Transporte santafesino, Osvaldo Miatello, una de las razones por las cuales Nación demora el pago.