Entradas

Fito volvió a Rosario, el show que suspendió la pandemia hace casi dos años se hizo posible este sábado.
Rodolfo trajo un espectáculo lleno de sensaciones, clásicos y emociones.

La noche la abrió su amigo Coki con los Killer Burritos calentando la previa para el plato principal.

Paez abrió el show con un video animado  de Julian Lucero para dar su penúltimo concierto del 2021 al aire libre. La noche se abrió con «Tema de Piluso» y sí, Rosario siempre estuvo cerca, se coreó en todo el hipódromo colmado de gente que aguanto todo este tiempo para ver a Rodolfo.

La noche se fue colmando de rock con temas como «Tumbas de la gloria», «Naturaleza Sangre» y «Nadie es Nadie» para dar paso a uno de los momentos mas cumbres del show, Fito cuenta la historia de como y cuando surge la historia que dio origen a «11 y 6» para después continuar diciendo que esos chicos crecieron y ese tema tiene el lado «B» que es «El chico de la Tapa».

El show así entraba en la recta final y la mas caliente ya que se hace presente la emotividad en una letra de canción con «Yo vengo a ofrecer mi corazón» que dio la sensación de un aire de esperanza en estos tiempos tan violentos.

El show de casi dos horas hace levantar a todos con «Circo Beat» para sentirnos todos como volviendo a esa graduación que añoramos con «Brillante sobre el mic» para terminar de remover emociones con «Ciudad de pobres corazones» y cerrar con «A rodar mi vida».

Todo parecía haber llegado a su fin pero los bises no podían faltar y «El amor después del amor», «Dar es dar» y «Mariposa teknicolor» tampoco.

Fito había saludado a su público, la foto para instagram se había sacado, la gente había tenido sus bises, ya estaba todo terminado, pero no para él porque se sentó al piano para un último tema y cerrar la noche con «Polaroid de locura ordinaria».

Reviví la noche en nuestra galería de fotos:
Ph: Nico Llanos

Fito Páez lanzó el video de «Tu vida mi vida», el nuevo single de «La ciudad liberada» su más reciente trabajo discográfico. El clip, que protagoniza junto a su actual novia Eugenia Kolodziej.

Paez dijo sobre la canción:  “Tiene algo que no pertenece al género de la canción de amor, no es la clásica canción que le cantas a una novia. Habla de la fragilidad de las mujeres y los hombres”