Entradas

Un hombre vestido con el traje de Spiderman se sentó en la sección VIP de la audiencia en el patio de San Damaso del Vaticano y esperó su turno para saludar al Papa Francisco.

La persona detrás de la máscara resultó ser Mattia Villardita, de 27 años, del norte de Italia. Al cual le dieron lugar en la sección VIP debido a su trabajo, es conocido en el país por visitar a niños enfermos en hospitales con un disfraz del célebre personaje de historietas.

Al final de su tradicional Audiencia General de los miércoles, el pontífice dedicó un tiempo para saludar e intercambiar algunas palabras con el Hombre Araña. El superhéroe le dio al pontífice una máscara y recibió a cambio un rosario bendecido por el sumo pontífice.

El año pasado, el presidente italiano Sergio Mattarella le otorgó a Villardita un reconocimiento por su labor solidaria en hospitales con niños enfermos.